ENTREVISTA: DIEGO CÉSPEDES Y PAULA DINAMARCA, DIRECTOR Y ACTRIZ DEL CORTO SELECCIONADO EN CANNES 2022

mayo 20, 2022

Las criaturas que se derriten bajo el sol, cortometraje dirigido por Diego Céspedes (El verano del león eléctrico, Premio Cinefondation, Festival de Cannes 2018) y protagonizado por Paula Dinamarca, fue seleccionado en la Semana de la Crítica junto a otras nueve primeras y segundas películas de todo el mundo, como ya anunciamos anteriormente.

El cortometraje de ciencia ficción y temática LGTBQl+ es una coproducción entre Chile (Giancarlo Nasi & Rodrigo Díaz) y Francia (Damien Megherbi & Justin Pechberty), que cuenta la historia de Nataly, una mujer trans que visita una misteriosa comunidad que se derrite bajo el sol. En este viaje, se reencontrará con su amante y su hija pequeña.

Su estreno mundial en el Festival de Cannes se aproxima y en nuestra sección In Conversation With quisimos escuchar a sus talentos de primera fuente. 

Paula Dinamarca

“En Chile y en el mundo, esta obra muestra que la maternidad no sólo es un monopolio biológico de las mujeres cisgénero”

 

¿Cómo te conectaste con el personaje de Nataly? 

Cuando Diego me dio el papel me encontré con Nataly desde la vida real, porque soy madre de una adolescente de 18 años que cargué en mis brazos a los 17 días de nacida y por el prejuicio y las intrigas de muchas personas lo separaron de mi a los 7 años. El personaje de Nataly fluyó dentro de mi tal cual como fue el momento en que cargué en mis brazos a mi hijo, en esa sanación de la post muerte de mi mamá. 

¿Nos puedes contar un poco acerca de cómo viviste tu tránsito de género? 

Mi tránsito lo viví en una época en donde había mucho más prejuicios y estereotipos que ahora.  Transité como una guerrera , le di cara a mi mamá, a mi parentela y sobre todo al sistema. Fui excluida, golpeada, cautiva y pasé hambre. Con eso la gente creía que me hacía daño y no obstante más me humanizaba

¿Qué sientes que busca instalar la película en la sociedad chilena y también internacionalmente ?

En Chile y en el mundo, esta obra muestra que la maternidad no sólo es un monopolio biológico de las mujeres cisgenero; es una opción. Existen mujeres cisgenero que son madres y lo hacen muy mal o muy bien según los estereotipos de la maternidad impuesto por el sistema. Otras optan por adoptar y existen otras que gobiernan sus cuerpos como territorio de placer y resistencia (así es mi corporalidad, un territorio de placer y resistencia). 

Yo en lo personal no creo en eso del “instinto maternal” por ser una construcción del patriarcado. Instala en la sociedad una realidad poco vista o demonizada.

¿Qué reacciones crees que tendrá el público de Cannes?

Siento que provocará emoción, alegría, ternura, paz, apertura de conciencia así también como transmutación del pensamiento.

 

DIEGO CÉSPEDES

“Trabajar con Paula ha sido una de mis mejores experiencias haciendo cine.”

 

 

¿Cómo llegaste a ella para que interpretara el papel de Nataly?

 Nos conocimos a través de Selva (productora chilena), quien leyó el guión y pensó que sería la protagonista perfecta. Y tenían razón. Con Paula, nos juntamos un día para conocernos y fue un flechazo inmediato. Compartimos ideales profundos porque nuestras familias vienen de lugares similares y, además, nos estábamos riendo todo el tiempo. Un día el taxista le preguntó si yo era su hijo, ella dijo que sí y le siguió la mentira durante todo el viaje. Pero más allá de nuestra conexión de amigas, el trabajo en la obra fue completamente profesional y satisfactorio. Paula se toma muy en serio sus papeles y está dispuesta a aprender todo lo que sea necesario para llegar a la mejor actuación posible. Yo creo que tiene un talento que desborda cualquier espacio.

¿Tienen proyectos futuros juntos? ¿Cuáles?

A mi me encantaría (y es muy posible) que siguiéramos trabajando juntos en mi siguiente proyecto, mi largometraje. Pero habría que revisar los personajes y qué personaje se ajusta a ella. 

Este es tu segundo cortometraje con estreno en Cannes. ¿Qué hay de diferente en ti en esta ocasión? ¿Qué ha cambiado?

Desde la realización fue una experiencia completamente distinta. Trabajé con un equipo increíble y con mucha experiencia en el set, y todos ellos fueron muy generosos y me permitieron aprender mucho. Artísticamente creo que en esta ocasión es mucho más libre en su formato y temática, se permite más poesía y se aleja un poco de los referentes directos que tenía para mi anterior cortometraje. Me siento más honesto conmigo mismo.

Y con respecto a Cannes, me siento muy agradecido de poder tener nuevamente esta plataforma y poder compartirla con Paula y Rafaella, madre e hija en la ficción. Ambas van a ir conmigo a presentar el cortometraje y eso es lo que me tiene más contento.

¿Cómo va la escritura de tu primer largometraje, desarrollado en la Residencia de la Cinéfondation? ¿Podemos adelantar algo a nuestros lectores y seguidores de este esperado largometraje?

El largometraje ya tiene un guión casi definitivo y va en un buen camino de producción. La última buena noticia es que será coproducido por el canal de televisión ARTE France. Esperamos rodar en los primeros meses del próximo año, pero, como todos sabemos, hacer un largo siempre es un camino vertiginoso.