06/03/2019 Universos sociales marginales y subversivos llegan al Encuentro de Coproducción del Festival de Guadalajara

El Festival Internacional de cine de Guadalajara, el evento fílmico más importante de Latinoamérica y uno de los más relevantes del circuito internacional, cada año reúne a cientos de directores, productores, actores y actrices de la región y el mundo.

Entre sus múltiples actividades, dispone de espacios que facultan el desarrollo de diversos proyectos. Una de estas plataformas es el Encuentro de coproducción que este año tendrá su décima quinta edición, y tal como sus ediciones anteriores, ayudará a proyectos que se encuentren en etapa de desarrollo a encontrar los socios indicados para avanzar en sus proyectos.

En esta sección de mercado fueron seleccionados 28 proyectos, entre los cuales cinco proyectos nacionales. Se trata de Evasión, de Cristián Jiménez; La traductora, de Daniel Henríquez; Motín, de Claudia Huaiquimilla; Soy niño, de Lorena Zilleruelo y Pepperoni, de Tomás Alzamora.

Evasión producida por Productoras Parox y Rouge Internacional, es un relato desarrollado en el año 1988, en Santiago, donde un grupo de presos políticos planean escapar de la cárcel. Durante 18 meses cavan un túnel en condiciones extremas. 30 años después, un actor estadounidense llega a Chile para desempeñar el papel principal en una película de habla inglesa inspirada en los eventos reales. Con el objetivo de investigar su papel, visita al prisionero que fue uno de los líderes de la fuga. Esta producción se encuentra en la búsqueda de coproducción mexicana o americana, reparto, agente de ventas y fondos.

Motín por su parte, enfoca su narrativa en dos hermanos que han estado en una prisión juvenil por un año. A pesar de la hostilidad del lugar, forman vínculos con otros y pasan sus días anhelando lo que harán cuando se vayan. Pero un escape se está gestando y, aunque no quieren unirse, con el tiempo lo verán como su única salida. Producido por la compañía Lanza verde, la producción busca coproductores y agentes de venta.

La traductora, trata sobre una mujer llamada Julia quien trabaja traduciendo las llamadas interceptadas por la policía, pero su obsesión por la voz de un líder carterista la empuja a violar todas las reglas y sus propios límites. Esta obra es producida por Capicúa Films y requiere de coproductores y distribuidores.

Soy niño, también es una producción de Capicúa Films y es una documental enfocado en una conmoción que sacude a una familia cuando a los 13 años, Andrea decide cambiar su género. Comienza un proceso intenso y doloroso de luto y aceptación que, poco a poco, permite el nacimiento y la consolidación de David, un adolescente seguro de sí mismo. La cinta buscará en el evento distribuidores, agente de venta y festivales.

Finalmente se encuentra Pepperoni, una cinta producida por la compañía Equeco. La obra se enfoca en un inmigrante chileno trabajador llega a los suburbios de Miami en búsqueda del sueño americano. La falta de oportunidades y el abuso constante lo llevarán a unirse a las “Pepperonies”, una banda de ladrones que se hacen pasar por los repartidores de pizza. La cinta participará en el evento buscando coproductores.

Aliados

Suscríbete a CinemaChile