memoria-papa

02/03/2017 Largometraje chileno “La memoria de mi padre” competirá en el Festival de Málaga

CompartirTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Nueve películas españolas y ocho iberoamericanas participarán en la competición del vigésimo Festival de Málaga que por primera vez amplía su ámbito al cine en español e integra en su sección oficial largometrajes producidos al otro lado del Atlántico, lo que permitió la selección de la cinta nacional “La memoria de mi padre”, dirigida por Rodrigo Bacigalupe Lazo.

Con los títulos seleccionados se mantiene el modelo de acoger a “directores con veteranía y una trayectoria junto a jóvenes con una mirada más contemporánea”, afirmó en la presentación Juan Antonio Vigar, director del Festival de Cine en Español, que se celebrará del 17 al 26 de marzo.

Como ya se había anunciado, “El bar”, de Álex de la Iglesia, inaugurará fuera de concurso el certamen, en el que competirán “El jugador de ajedrez”, de Luis Oliveros; “No sé decir adiós”, de Lino Escalera; “La niebla y la doncella”, de Andrés Koppel, y la colombiana “La mujer del animal”, de Víctor Gaviria, una dura historia sobre la violencia machista.

También estarán en la sección oficial las películas argentinas “Nieve negra”, de Martín Hodara; “El otro hermano”, de Adrián Caetano, y, fuera de concurso, “Gilda, no me arrepiento”, de Lorena Muñoz. Otros títulos ya avanzados por el festival son “Pieles”, de Eduardo Casanova; “Verano 1993″, de Carla Simón, y “Selfie”, de Víctor García León. A todos ellos se sumó “Amar”, de Esteban Crespo; la mexicana “Me estás matando Susana”, de Roberto Sneider; la uruguaya “El candidato”, de Daniel Hendler; “Brava”, de Roser Aguilar; la brasileña “Redemoinho”, de Jose Luiz Villamarim; la cubana “Últimos días en La Habana”, de Fernando Pérez, y “Plan de fuga”, de Iñaki Dorronsoro.

Finalmente, completa la sección oficial el largometraje chileno “La memoria de mi padre”, de Rodrigo Bacigalupo Lazo. La cinta narra la historia de Alfonso, un reprimido adaptador de comedias norteamericanas para la TV que a los 50 años y a raíz de la muerte de su madre se ve obligado a hacerse cargo de un padre que no soporta, ya que es el vivo reflejo de sus propios defectos afectivos y tozudeces. El tema es que ahora el viejo está perdiendo la memoria, convirtiéndose en un niño alejado de aquel hombre fuerte que fue, y está obsesionado con que su mujer sigue viva, perdida en un hospital de la costa. ¿Podrá Alfonso convivir con el peso de sus propios recuerdos y lo desconcertante del presente? Esta historia nos dirá que finalmente lo intentará, adentrándose en la aventura de encontrar a una madre que ya no se está entre los vivos, pero que sigue presente en el corazón de su padre.

Según el realizador “esta película pone el interés humano y narrativo sobre cualquier otro valor estético. Es un cine de personajes, que busca conmover a través de cómo éstos aman, odian y se emocionan, en resumen, de cómo intentan vivir sus vidas de la mejor manera posible. Es una historia honesta, que bucea en los ámbitos afectivos y familiares del protagonista, en la importancia de ser flexible en la vida frente a situaciones donde rencores, malos afectos, miedos o falta de empuje nos impiden generar un cambio”.

Trailer Oficial de “La Memoria de mi Padre” from NMDFilms on Vimeo.

Juan Antonio Vigar, director del certamen español, aseguró que la integración del cine iberoamericano aporta a la sección oficial “un aumento de la riqueza y de la variedad en cuanto a miradas, porque hay raíces culturales comunes, pero las circunstancias de cada país son muy singulares”.

 

Aliados