zplantilla_destacado_cine copia copia

07/05/2016 JANG Byungwon habla sobre el foco sobre cine chileno contemporáneo en Jeonju (Corea)

CompartirTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

JANG Byungwon es uno de los tres programadores del Festival de cine de Jeonju en Corea, definido como la meca del cine independiente asiático desde hace más de 15 años. La cita tuvo lugar entre el 28 de Abril y el 6 de mayo, y contó con una muestra especial dedicada a nuestro país titulada Modern Chilean Cinema: A New Territory in Latin America, donde se exhibieron ocho largometrajes representativos de los últimos diez años de cine chileno. Además, la cinta Las Plantas fue la única representante de latinoamerica en la competencia oficial del certamen, sumando dos cortometrajes nacionales exhibidos en las muestras paralelas.

Por su parte, el director artístico de FicValdivia, Raúl Camargo, fue jurado de la Korean Competition, donde se estrenaron 10 películas coreanas, además de colaborar con JANG Byungwon para la selección de las películas representantes de la nueva ola de realizadores chilenos. Según la muestra, “Chile comenzó desde mediados de la década del 2000 a ofrecer una variedad de temas, estilos y puntos de vista sobre el mundo, formándose una nueva ola de cine latinoamericano”. El foco presenta las últimas tendencias del cine chileno contemporáneo y a sus principales protagonistas, quienes estuvieron representados por Alejandro Fernández Almendras y José Luis Torres Leiva.

Conversamos con Byungwon sobre el interés que está teniendo el mundo sobre el cine chileno, y cuales son las conexiones que existe entre nuestra cinematografía y el continente asiático.

– Byungwon, ¿Qué los motivó en hacer un foco de cine chileno?

– Durante años estuve viendo muchas películas chilenas en los festivales internacionales y siempre me interesaron mucho, hasta que conocí a Raúl Camargo, el director del Festival de Cine de Valdivia. Nos conocimos en Mar del Plata, y conversamos sobre cine chileno. Ahí entendí que películas chilenas son muy especiales. Después vimos la posibilidad de realizar el foco y decidí armar un programa especial para el modern chilean cinema.

– ¿Cuántas películas viste para realizar la selección?

– Vi más de 30 películas y escogimos 8 títulos que fueran representativos de un período específico que era desde 2005 a 2015. Raúl me envió muchos títulos, y decidí escoger títulos claves que pudieran abrir un panorama a lo que está ocurriendo en el cine chileno.

– ¿Crees que hay alguna conexión entre el cine chileno y el coreano?

– No evidente. Creo que esta es la oportunidad de producir una comunicación entre los cineastas independientes chilenos y el público coreano.

– ¿Cómo dirías tú que el cine chileno actualmente?

– A primera vista me pareció que era un cine que no tenía miedo de hablar problemas políticos y sociales, creo que la situación política en Chile es bastante particular y a pesar de que no la logro entender a cabalidad, las películas me ayudan a hacerme una idea. De alguna manera esa es la conexión con Corea, acá también tuvimos una dictadura militar por 20 años que coartó mucho el desarrollo del país. De alguna manera cada vez que veo una película chilena, creo que entiendo mejor su cultura y al mismo tiempo que convenzo de que hay una manera de hacer cine, un estilo, muy particular y arriesgado en cada uno de los realizadores.

– ¿Tienes alguna película o director favorito?

– Me gusta mucho el último film de Alejandro Fernández Almendras, y también el de Pablo Larraín. Admiro mucho el trabajo de Sebastián Lelio.

La muestra destacó a El Club de Pablo Larraín, ganadora del Oso de Plata en Berlinale, El verano de los peces voladores de Marcela Said, estrenada en la Quincena de Realizadores de Cannes, Carne de Perro de Fernando Guzzoni, quien obtuvo el premio el Premio Kutxa Nuevos Directores de San Sebastián, Verano de José Luis Torres Leiva, quién ganó el Premio Especial del Jurado en Jeonju con su primer largometraje de ficción El cielo, la tierra y la lluvia, De jueves a Domingo de Dominga Sotomayor, ganadora del Tiger Award del Festival de Rotterdam, La nana de Sebastián Silva, ganadora del Premio del Jurado en Sundance, El año del tigre de Sebastián Lelio, estrenada en Locarno, y Aquí no ha pasado nada de Alejandro Fernández Almendras, recientemente estrenada en Sundance y en Berlinale Panorama.

Finalmente, los dos cortometrajes chilenos seleccionados en World Cinemascape: Spectrum for shorts son Las cosas simples de Álvaro Anguita y Los barcos de Dominga Sotomayor. Mientras que el primero se consagró como el mejor cortometraje en el Festival de Cortometrajes de Clermont-Ferrand, el segundo fue producido en el marco de IndieLisboa, y forma parte de un largometraje titulado Aqui, em Lisboa: Episódios da vida da cidade, donde Dominga Sotomayor co-dirigió con otros tres realizadores pequeños fragmentos con la ciudad de Lisboa como protagonista, presentado íntegramente en Bafici (Argentina).

Aliados